Alimentos que fortalecen tu sistema inmune


Como todo el mundo sabe, nuestro organismo está expuesto constantemente a la potencial invasión de numerosas sustancias patógenas que pueden llevarnos a enfermar: virus, bacterias, hongos, etc. Afortunadamente, el cuerpo humano dispone de un sistema altamente sofisticado que le permite ofrecer resistencia frente a esos agentes extraños: el Sistema Inmune (o Inmunitario).

En él se encuentran las defensas específicas, llamadas así porque utilizan células específicas en la defensa del cuerpo.

Pues bien, desde el punto de vista de la Nutrición, el buen estado del sistema inmune es absolutamente decisivo para tener buena salud. La dieta inadecuada es un factor externo que puede afectar a nuestras defensas, sobre todo cuando interaccionan con otros factores como los bruscos cambios de temperatura del otoño, el estrés prolongado, la falta de sueño, actitudes y emociones agresivas, consumo de fármacos, etc. A fin de cuentas, es a través de nuestra dieta como obtenemos las sustancias indispensables que necesita el sistema inmune para funcionar correctamente.

Normas generales para mantener altas tus defensas

Para tener siempre altas las defensas es preciso seguir algunas normas puntuales. Entre otras, éstas:

  • Realizar una dieta variada, basada en alimentos frescos y ricos en vitaminas y minerales
  • Recurrir a los baños de temperatura alterna que estimulan la circulación sanguínea y linfática y fortalecen el organismo.
  • Dormir el suficiente número de horas favorece el correcto funcionamiento de nuestro sistema de defensas.
  • El ejercicio físico es importante.
  • Aprender a llevar un ritmo de vida más relajado y a evitar el estrés, ya que éste es uno de los principales enemigos de nuestro sistema inmune.
  • Cuando la dieta no es equilibrada, es importante tomar complementos alimenticios en forma de ampollas, cápsulas, jarabes, etc., bajo la supervisión y consejo de un profesional, teniendo en cuenta que al mismo tiempo se debe mejorar progresivamente los hábitos alimentarios.
  • El aceite de oliva, es muy rico en vitamina A, que aumenta las defensas del organismo.
  • El ajo estimula la potencia de los linfocitos T. Además está demostrado que su ingesta aumenta significativamente el número de células protectoras naturales.
  • Las frutas y verduras crudas. Por su contenido en vitaminas, minerales y fitonutrientes. Sobre todo aquellas con actividad antioxidante y revitalizante.
  • Los yogures. Las bacterias que contiene el yogur contribuyen a mejorar nuestro sistema inmunológico.
  • Los probióticos. Son inmunoestimulantes e inmunomoduladores.
  • Otros alimentos especialmente protectores las frutas de temporada, la cebolla, la calabaza, las zanahorias, la miel, el perejil, el aguacate, los tomates y el pescado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright © . Dietas para adelgazar - Posts · Comments
Theme Template by BTDesigner · Powered by Blogger